Wisin & Yandel confirmaron que el reggaetón sigue vivo

Wisin & Yandel confirmaron que el reggaetón sigue vivo

exceder-rompeto-video

Los que tras el binomio sin Reggaetón en Viña del Mar (2011-2012) pensaron en ponerle la lápida al ritmo nacido en Puerto Rico, se equivocaron medio a medio. En la apertura de la última noche de Festival, el dúo Wisin y Yandel demostró que el perreo todavía es capaz de movilizar multitudes por estos lados, y generar un impacto no demasiado diferente al de su época de esplendor.

En varios de los demás exponentes, mantenerse arriba requirió de algunos ajustes. Daddy Yankee, por ir al más cercano, coquetea firme con el merengue. Pero Juan Luis Morera y Yandel Veguilla son un punto aparte: Al contrario de sus colegas, el autoproclamado “dúo de la historia” sólo apuesta por una radicalización cada vez mayor de sus propios códigos.

Así, los boricuas arribaron a Viña 2013 con una propuesta avasalladora pero de mínimo esfuerzo, atravesada por un sonido de aspiraciones espaciales, industriales y épicas, en el que definitivamente todo vale. Por cierto, eso no tiene que ver con lo estético, sino con aspectos mucho más tangibles y efectistas, partiendo por una permanente frecuencia de bajos que actúa como cimiento de esta construcción sonora, y que constituye un verdadero fast track al daño auditivo.

De este modo levantan un repertorio que se afinca en el lado más “oscuro”, maquinal y dance del reggaetón y sus zonas fronterizas (exceptuando la tropical), apoyados por seis músicos y por bases que también incluyen una cuota de over playback.

El resto de la tarea la completan la “bulla”, el teléfono al viento, los llamados a las mujeres solteras y todos esos clichés que ya forman parte del paquete en una propuesta como ésta.

Nuestro amor se acabó“, “Hipnotízame“, “Sexy movimiento“, “Abusadora“, “Pam pam“, “Rakata“, “Estoy enamorado” y “Follow the leader“, fueron algunos de los temas que encendieron a los asistentes, en su mayoría seguidores del dúo, al que premiaron con las cada vez más cuestionadas antorchas y gaviotas.